UA-90330998-1

¡Hola! Me llamo Thania

En el 2014 decidí cambiar de estilo de vida. Ni comía bien, ni hacía ejercicio. Lo único bien que hacía para mí misma era cuidar mi piel con cosmética orgánica, eso siempre! Cuando llevas mucho tiempo encontrándote cansada a diario, estresada y con ganas de hacer bien poco, debes pararte y pensar ¡qué coño estás haciendo mal! y me pregunté ¿es esto lo que quieres? Vivimos una sola vez y el tiempo aprieta. Sentir que estaba malgastando años de vida conformándome con aquella situación, intentando normalizarla en muchas ocasiones, me resonó muy adentro. Comencé el cambio porque francamente mi cuerpo me lo pedía a gritos, mi cuerpo, mi mente y mi piel llena de psoriasis. Tenía una docena de resfriados al año, dolores de cabeza, la regla descontrolada y por si fuera poco acabó afectando a mi tiroides. Así que era hora de parar. Para mí lo principal para encontrarme mejor era cambiar la alimentación, así que dejé de comer carne y embutidos. Algo me sentaba mal y me hinchaba como una pelota después de las comidas. Tuve que probar con nuevos alimentos, reduje los lácteos y comencé a comer cereales integrales, incorporé vegetales que en mi vida había probado y le cogí el gusto a la cocina. Poco a poco, así empezó este cambio. Necesité también conectar más con mi cuerpo y con mi creatividad. Así que comencé a hacer yoga, y recuperé mis ganas por seguir aprendiendo, me formé en coaching, me inicié en fotografía e hice cursos de alimentación vegetariana para hacer las cosas bien. El resultado empieza con esta historia desde el 2016.

 

Si quieres conocerme más aquí está mi yo resumido

Cabezota de las grandes. Soy puro nervio aunque disimulo bien. Curiosa. Me cuesta pillar las cosas, pero ojo ¡tengo buena memoria! Introvertida y parlanchina a la vez. Mi pecado: la cerveza con frutos secos, el chocolate y los arándanos con queso, ¡todo junto mejor! Me gusta ayudar. No leo manuales, prefiero trastear. Me lo paso pipa montando mis escenarios de fotografía pero después… ¡odio recoger! Me gusta probar alimentos nuevos. Empática pero me encabrono fácil. Sé perdonar. Negocio bien pero no vendo. Comprometida con mi alimentación y enamorada de mis ideales. Amo los animales, especialmente a los mamíferos, M I E D O a los “bichos” (ciempiés y arañas) antes prefiero a los ratones y a las serpientes un trillón de veces. No me gusta llevar reloj, me da libertad. Muy responsable. Me gusta cocinar y experimentar nuevas recetas vegetarianas. Necesito dormir 8 horas sino soy un “malbicho”. De naturaleza mandona, y ¡de matrícula! Odio recoger la cocina, lo cambio por el baño.  Desconecto del móvil cuando tengo a alguien delante. No hay manera de hacer ejercicio a diario, bueno sí la hay, pero… pero! Me encanta hacer masas y dicen que se me dan bien. Soy un tanto negada para la tecnología. Si tengo que madrugar mucho que sea para sacar fotos, ¡me da igual cuántas!

 

Mi estilo de vida en carga 😉

  • Alimentación saludable 80%
  • Cuido mi piel 80%
  • Consumo consciente 60%
  • Ejercicio diario 20%

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia de usuario Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies