Una opción saludable para desayunar o merendar: batido de fresas y arándanos

¡Bienvenido al mes de la primavera! Por fin estás aquí marzo, y aunque deseamos que suban las temperaturas pronto, es necesario que todo vaya sucediendo a su ritmo, como la floración de los almendros que ya está empezando 🙂 Vamos despidiendo a las naranjas y a las mandarinas para dar paso a las fresas, los fresones y ya un poquito más adelante los albaricoques, ciruelas, peras… Las primeras en llegar son hoy las protagonistas de la receta, una fruta muy rica en vitamina C, con propiedades antioxidantes que disfrutaremos en forma de bebida: batido de fresas y arándanos

INGREDIENTES para dos batidos

  • 6 fresas
  • 1 tarrina pequeña de queso fresco*
  • 1 chorrito de bebida vegetal
  • 10 arándanos
  • 1 chda de harina de avena
  • 1chdita de miel / sirope / 1 dátil (opcional)

PREPARACIÓN

  1. Lavar bien las fresas
  2. Mezclar en el vaso de la batidora todos los ingredientes
  3. Como topping puedes añadirle unas almendras, chía y canela

SUGERENCIAS Y ACLARACIONES

Puedes sustituir el queso fresco* por yogur o por bebida vegetal, todo dependerá de la textura que quieras. Obviamente el sabor también va a variar. También podrías mezclar medio plátano con bebida vegetal para que te quede una textura similar al queso fresco batido / yogur. A mi personalmente no me gusta mezclar tanta fruta y tampoco endulzar, pero ya es cuestión de gustos, cada uno es dueño y señor de modificar ingredientes e improvisar 🙂

¡Por cierto! ten en cuenta que no es temporada de arándanos. Sin embargo, te recomiendo por si no lo has probado, un truquillo que suelo hacer yo: a finales de octubre compro grosellas, frambuesas, moras y arándanos que mantengo durante unos meses en el congelador para utilizar en zumos, batidos o bowls 😉

Propiedades antioxidantes de las frutas y otros alimentos

Las fresas y los arándanos son una fuente importante de antioxidantes, que ayudan a prevenir los problemas que causan los radicales libres. Pero ¿qué son los radicales libres?

Los radicales libres son moléculas de oxígeno que se producen de manera natural al respirar y al comer. Y también son el resultado de estar expuestos a ambientes contaminantes, al estrés o y al exceso de exposición solar. También el consumo de alcohol, tabaco y de algunos medicamentos producen radicales libres.

El problema se agrava cuando se dan reacciones estructurales en las células y se daña el ADN. Así e irremediablemente, envejecemos de forma prematura y somos más vulnerables a enfermarnos.

Consumir alimentos ricos en vitaminas C y  E, como las bayas, los frutos secos, el brócoli, el tomate, el ajo… te aseguran el aporte necesario para prevenir un exceso de radicales libres. Bayas que puedes incorporar a tu dieta son:

  • Mora
  • Zarzamora
  • Cereza
  • Frambuesa
  • Grosella negra y roja
  • Madroño
  • Uvas
  • Arándanos
  • Fresas

Consume alimentos de temporada, de cercanía y lo más frescos posible para aprovechar sus propiedades nutricionales. Puedes descargarte gratis el calendario de frutas y verduras suscribiéndote a mi newsletter. Cada mes mando contenido complementario al blog y las novedades que han ido sucediendo. ¡dale al salero!

Y hasta aquí el post de hoy. Ahora que que ya sabes, los “super poderes” de estas frutas, ¿te animas a improvisar un batido/zumo y darle chispa a tus desayunos o meriendas? ¡cuéntame cual es tu combinación favorita!

 

Artículos relacionados