“En busca del cosmético que cuide mi piel”

A lo largo de la vida nuestra piel va cambiando y requiere de unos cuidados diferentes. Muchas veces nos olvidamos que ella es un órgano más del cuerpo y por lo tanto, debemos cuidarla como tal. Si no se encuentra en buen estado, la barrera de protección que nos ofrece flaquea, y no puede protegernos igual de nuestro entorno. Y todo, absolutamente todo lo que nos rodea nos afectará más. Hoy descubrirás cual es el “cosmético” que cuida tu piel.

Suponte que tu piel está deshidratada y le falta luz. ¿qué es lo primero que haces?

  1. Buscar asesoramiento en un profesional de la estética
  2. Comprar por tu cuenta un producto en una farmacia, herboristería, droguería…
  3. Ir al dermatólogo

Sea lo que sea lo que suelas hacer, hoy te propongo que antes de contestar, analices los siguientes puntos, lo reflexiones y después me dejes tu respuesta abajo de todo, en los comentarios 😉

  • El estado de la piel depende mucho de cómo te encuentres mentalmente. Hay personas, como yo que exteriorizamos nuestro malestar a través de la piel, otras padecen de la barriga, otras de dolor de cabeza…  Y siendo sinceras, por mucho que camuflemos “las imperfecciones” bajo el maquillaje, la realidad está ahí y el problema, sino tomamos medidas, acabará complicándose más. Este es mi eterno discurso: “gato con guantes no caza ratones” sea cual sea tu mal, cógelo por banda y ponte a trabajar en ello; y si lo consideras, acude a un profesional. Cuando tuve el brote de psoriasis – y otros males – mi médica y mi endocrina me dieron unas recomendaciones para llevar a cabo de por vida. Y así es como logré mejorar el aspecto de mi piel.
  • Una alimentación saludable para una piel llena de luminosidad, jugosa e hidratada. Puedes tener más o menos arrugas, quizás manchas, ojeras… pero si alimentas tu piel con una dieta a base de vegetales, comes variado y te planificas bien, no necesitará muchos cuidados extra. Hidrátate bebiendo agua e infusiones 😉  Si quieres hacer algún cambio en tu dieta o dejar alimentos de lado, ojo, tu cuerpo se puede resentir, para ello siempre recurre a un nutricionista, ellos son los que te pueden ayudar.
  • Toma baños de sol responsables. – “¡Ojito con el sol que es malo!” – No estoy nada de acuerdo con esta afirmación. Y es que como te explicaba en el artículo conoce los beneficios del sol, no podemos cargarle con toda la responsabilidad. La verdad es que nosotras debemos hacer un buen uso de él : la exposición solar diaria (si puedes) de 10 a 20 minutos es muy gratificante: activa la vitamina D y te asegura ¡un buen chute de energía!
  • Practicar ejercicio físico es otro beneficio para el cuerpo, la mente y la piel. Después de una sesión de cardio o entrenamiento ¿a que te sientes fenomenal? esto ocurre porque segregamos endorfinas. Además, el corazón bombea más rápido, por lo que el transporte de nutrientes y oxígeno llega a las células, y así es como tu piel empieza a lucir más bonita. Notarás una mejoría en el tono sobre todo, y eso hija mía, no se consigue sentada en el sofá. Elige una actividad con la que disfrutes, y practícala al menos 3 veces por semana. ¡Algo que te haga sudar! sino no vale.
  • Uso de cosmética natural. Siempre voy a defender la cosmética hecha con mimo – que cuida de tu salud y de la de las personas que la fabrican, y por supuesto del medioambiente –  que lleve pocos ingredientes y menos químicos nocivos. La cosmética es un complemento, una ayuda para mejorar algunos aspectos de tu piel para mantenerla limpia y nutrida. No hay recetas mágicas ni hace milagros. Debes saber que muchos de los compuestos llegan al torrente sanguíneo y de ahí que me parezca super importante que conozcas mínimamente lo que aplicas en la piel. Por desgracia se usan químicos sintéticos que la hacen más permeable, aumentando así la absorción de los demás compuestos.  Imagínate el festín que pueden armar juntos los perfumes, los colorantes y los conservantes (por decir algunos) de todos los cosméticos que te aplicas a diario… suma, suma… La pasta de dientes, el enjuague bucal, el desodorante, el gel de ducha, el champú, la colonia.. y algunos usados varias veces al día ¡vaya cóctel molotov!

Lista de ingredientes que deberías evitar en un cosmético

  • Ftalatos
  • Formaldehído
  • BHT
  • BHA
  • Tolueno
  • Benceno
  • PEG
  • CI (color index)
  • Parfum *Ojo, hay perfumes de origen natural, si lo son tranquila, lo describen en la etiqueta.
  • TEA
  • DEA
  • MEA
  • Sodium Laureth Sulfate
  • Propylene glycol, Quaternium
  • Talc
  • Triclosán… 

Por desgracia, la lista seguiría, pero con esto puedes empezar a identificar si alguno de estos ingredientes está en tu lista. Eso sí, quiero dejar claro que es mi criterio como profesional de la estética y defensora del uso de una cosmética más natural y saludable. Puede que haya profesionales que no la compartan.

Tras la  la buena acogida de las publicaciones que compartí recientemente a través de stories de Instagram, he tomado nota y recogido opiniones al respecto. ¡Hay ganas de saber y conocer más! Y eso me alegra y lo agradezco mucho. Si todavía no estás anotada al newsletter y te interesa recibir información complementaria para aprender a cuidar tu piel saludablemente: ¡dale al salero!

 

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia de usuario Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies