Elige una alimentación consciente y saludable para terminar con el cansancio   

Llegas al final del día y todavía tienes energía para los tuyos, para jugar con tus hijos,  o para tomar el café o la cervecita con tu mejor amiga.  Te sobra tiempo para hacer ese curso que tanto te gusta, o para darte un baño relajante de media hora + aplicación de hidratante incluída. – upss, perdona ¿estoy idealizando demasiado?

Quizás tu realidad sea otra; te pasas el día corriendo de un lado para otro, como pollo sin cabeza. O quizás estés sentada frente al ordenador 12 horas diarias… Haces un descanso para tomar un café (quien dice uno, dice dos) porque sino no llegas a darle el último empujón para entregar el trabajo. A tu día le faltan horas, duermes poco…. blablabla

Quieres ponerle punto final a esta situación y para desahogarte se lo cuentas a tus amigas o a tu hermana. – mujer, ¿has hecho algo por cambiarlo?-  desde luego que su pregunta te cae como un cubo de hielo en pleno invierno. Te duele taaanto.  Has echado pecho pero te duele.

No pasa nada. A mí me ha pasado. Y me ha vuelto a pasar. Me vuelvo a equivocar. Y me lo permito

Tener muy presente las necesidades básicas de la pirámide de Maslow ayuda a recordar lo principal que debes cubrir para sentirte bien (la tengo impresa en mi tablón del estudio mientras tecleo)  Quiero recordártelas. Porque mantener tu cuerpo en buen estado debe ser tu religión, o tu ley number one obligatoria.  Hija mía, cuerpo solo tenemos uno y tampoco nos pide tanto:

  • Alimentación
  • Mantenimiento de salud
  • Respiración
  • Descanso
  • Sexo

La base de una buena salud, sin duda alguna, es seguir una alimentación saludable. A veces comemos mal porque no creamos los hábitos que nos ayuden a cubrir correctamente nuestras necesidades. Y al final, modificarlos es más sencillo de lo que parece.

Si tienes tendencia a la pereza o a tirar la toalla rápido, empieza por cositas muy pequeñas. Por ejemplo: si quieres comer más vegetales, prueba a incluir en tu plato favorito un poquito más (cantidad) o a probar uno nuevo (variedad) Poco a poco.

 

alimentación consciente y saludable

 

¿Cómo conseguí mejorar mi alimentación?

Mi madre cada vez que voy a comer, se vuelve loca. Y para  complacernos la una a la otra,  siempre le digo: cuéntame qué verduras tienes  (que afortunadamente tiene huerta) y en 20 minutos acabamos haciendo un plato sencillo pero muy nutritivo. ¡y las dos contentas!

Pero esto no fue siempre así. Desde el 2014, fui consciente que algo tenía que cambiar. Decidí darle carpetazo a mis malas costumbres. Me sentía agotada, cansada de la acidez, perezosa para cocinar. Día tras día iba tirando, hasta que el cuerpo me avisó de que algo no iba bien.  – seremos masocas –  tiene que ponerse la cosa muy fea para tomar cartas en el asunto (lo de prevenir quizás lo dejamos para más adelante, sí?)

Los vegetales se convirtieron en los protagonistas de mis platos. Todo gracias a ser consciente del problema. Y aprender a valorar mi salud por encima de cualquier cosa.

Bueno, gracias a este cambio, también comenzó a picarme el gusanillo por la cocina… ¡quien lo diría!  No soy ni una gran cocinera ni llego a cocinillas pero me gusta y disfruto probando nuevos alimentos y sabores.

Hábitos que te ayudarán a llevar una alimentación más consciente y saludable:

  • Hacer la lista de la compra en base al menú semanal que hayas pensado. Organizarte también te ayudará a gastar lo necesario. Ah! y a no caer en la tentación de llevarte productos poco saludables para casa.
  • Consumir productos frescos, verduras y frutas de temporada, serán mucho más sabrosos y por supuesto más económicos.
  • Crea cocinando, dedicándole su tiempo, atreverte, prueba, arriesga con nuevos sabores…
  • Por supuesto la actitud siempre debe ser la de DISFRUTAR

 

Aquí te dejo un ejemplo de uno de mis menús a modo de curiosidad, si quieres un menú equilibrado recurre a un nutricionista.

Como ves, siempre dejo el fin de semana libre para permitirme algún antojillo. Se trata de equilibrar la balanza, no de agobiarse con hacerlo perfecto.  (este es un gran error)

 

Y para la gran excusa que solemos ponernos … “no tengo tiempo”, cuéntame ¿cuantas horas te pasas viendo series en NETFLIX, a  chusmear en Instagram o guardar pines en Pinterest?   Imagina destinar solo una hora a cuidar tu cuerpo

….

Artículos relacionados